“El Ayuntamiento de Santa Brígida está paralizado”

 José M. García Díaz y Óscar M. Santana Guerra – Delegados de Personal del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Santa Brígida

El pasado mes de septiembre, un nutrido grupo de empleados del Ayuntamiento de Santa Brígida se manifestaban a las puertas del consistorio para exigir al grupo de gobierno una respuesta a las diferentes demandas realizadas por el colectivo. Hablamos con José Manuel García y Óscar Santana, Delegados de Personal del Sindicato de Trabajadores (CSIF).

– ¿Por qué tomaron la decisión de salir a la calle los trabajadores?

O.S.: El sindicato actual del Ayuntamiento de Santa Brígida se crea porque existía un descontento con el sindicato anterior, dado que creíamos que las cosas se

estaban llevando de una forma que no era correcta, simplemente porque no había resultados, por lo que consideramos que era necesario cambiar de táctica, algo que el antiguo sindicato no quiso, con lo cual se formó la representación actual con CSIF. Nuestra premisa es siempre la de negociar para llegar a acuerdos. Intentamos ir por esa vía pidiendo mesas generales de negociación, nos las negaban, les hacíamos requerimientos y a todo nos decían “lo vamos a estudiar, vamos a ver el amparo legal”, y eso es algo que nos llevan diciendo años y años. Primero otros grupos de gobierno y tres años y medio este. Por eso, por el descontento general, creímos que era necesario salir a la calle y que el grupo de gobierno viera con sus propios ojos que todo el colectivo estábamos en desacuerdo. Fue un toque de atención que a día de hoy no ha surtido efecto, sólo se ha avanzado en pequeñas cositas.

 

– ¿Cuáles son las demandas principales del sindicato?

O.S.: Las demandas principales son claras. Primero que nada trabajar en unas condiciones dignas, algo que creemos que en la actualidad no se está haciendo en ningún departamento. Unos por falta de personal, otros por falta de medios… Segundo, que el ayuntamiento se ponga en orden en cuestión de riesgos laborales. Es muy grave lo que está pasando y ahí están los informes tanto de la empresa externa contratada por el ayuntamiento, como de Inspección de Trabajo. Por otra parte, también queremos la famosa RPT, que va a traer mucha cola, pero que es muy necesaria. El ayuntamiento ha pagado ya tres y no tenemos ninguna. El mes pasado tuvimos una asamblea de trabajadores en la que votamos a favor y ahora hay que seguir caminando.también solicitamos las acciones sociales (ayudas que tenían los funcionarios para discapacidad, para sanidad…) que el ayuntamiento quitó en su momento como medida de austeridad y que nunca se han vuelto a implantar. Luego está el tema del pago de las horas extraordinarias que se nos adeudan desde finales de 2017. A principios de este mes se aprobó en pleno el expediente de la masa salarial y ahora quedamos a la espera de ver si se nos pagan las horas de 2018 ya que las del año anterior llevan otro procedimiento. Y por otra parte, llegar a unas condiciones económicas justas, como es el caso de la Policía, que lo único que pide es volver a las condiciones de hace 7 años. El nivel de vida ha ido subiendo y sin embargo nuestras condiciones están muy por debajo de cómo estaban antes.

 

J.M.: Nosotros lo que vemos es una falta de voluntad tremenda para dar respuesta a todas estas reivindicaciones. Tenemos un grupo de gobierno que es de izquierdas y  llama mucho la atención que no tengan las mejoras del personal entre sus prioridades. Llevan tres años y medio con el mismo discurso de “lo estamos estudiando”. Parece que hay talante negociador, pero el problema es que no llegamos a un punto intermedio. Nosotros ni siquiera estamos pidiendo que se cumpla con todo a raja tabla, pero lo que queremos es ir dando pasitos después de tanto tiempo que tantos temas enquilosados.

 

– Como ustedes han dicho, el pago de las horas extraordinarias parece estar cerca

O.S.: Sí. Como te decía, el 5 de diciembre se aprobó en Pleno el expediente de masa salarial, que es un trámite necesario para abonar las horas que se adeudan de 2018, ya que el pago de las horas de 2017 lleva otro trámite al tratarse de otro ejercicio anterior. Es indefendible que esto se haya retrasado de esta forma. Es cuestión de gestionar y de priorizar. No han priorizado y así estamos.

J.M.: Se acusa a los trabajadores de no querer seguir haciendo más horas extras, pero es que, si no se pagan, es lógico que hasta que no haya una seguridad de cobro… Una vez que se reactive el pago de las horas pues se volverán a hacer. Estamos hablando de cantidades importantes que se deben tanto al colectivo de la Policía, como al personal de animación y al de vías y obras…

– En la última asamblea de trabajadores, además de la RPT, ¿se trató algún otro tema?

O.S.: Sí. Se trató otro tema que también nos preocupa mucho y sobre el que nos tendremos que seguir informando desde el sindicato, que es la situación de los trabajadores laborales indefinidos, porque tienen una situación algo complicada a nivel de marco legal estatal y eso es lo que queríamos explicarles, para que sepan cuál es su situación y que nada tiene que ver la situación en la que se pueden ver dentro de unos años con la RPT en marcha.

– ¿Cuáles son los pasos más inmediatos del sindicato ahora?

O.S.: Seguir caminando. Seguir trabajando. Seguimos negociando con el ayuntamiento con un calendario de mesas de trabajo para cerrar temas y mesas de negociación para aprobar esos temas ya cerrados, un calendario que es muy importante respetar. Vamos a llevar las cosas preparadas para ponerlas sobre la mesa y buscar resultados. Si llevamos un tema trabajado y hay voluntad entendemos que las soluciones no tienen por qué eternizarse.

J.M.: No podemos permitir que esto se siga perpetuando. Si no avanzamos de esta forma, pues tendremos que seguir con las movilizaciones, tomando medidas como acudir a la prensa, hacer ruido… Estamos cansados de que pasen los años y no lograr nada.

– ¿Algo que quieran destacar?

O.S.: Queremos dejar claro que esto no es una cosa nueva. A simple vista parece que el nuevo sindicato entró el otro día y enseguida convocamos una concentración. No. Ahora estamos nosotros, pero antes han estado luchando otros compañeros. Cuando nosotros hemos llegado hemos visto que la manera de actuar del grupo de gobierno ha sido la misma que anteriormente, por lo que hemos tenido que tomar medidas. El Ayuntamiento tiene que ser consciente de lo importantes que son los trabajadores. Si no hay policías, no se garantiza la seguridad, si no hay empleados en administración, los trámites no caminan, si no hay en vías y obras, no se avanza en cuestión de infraestructuras… hasta que llega un punto en que el ayuntamiento se paraliza, como está ocurriendo ahora. El Ayuntamiento de Santa Brígida está totalmente paralizado. La mayor parte de cosas que se están haciendo se están externalizando.

J.M.: Desde el sindicato, además de por los derechos de los trabajadores, también estamos luchando para que se den ciertos servicios que son necesarios y que nos afectan directamente a nosotros. Por ejemplo, el servicio de la perrera. A nosotros nos llama un vecino porque hay un perro abandonado o atropellado y no podemos hacer nada, y así se lo tenemos que decir al vecino. Hay compañeros incluso que se han llevado perros a su casa y han corrido con gastos de veterinario. Eso es algo que tiene que hacer el ayuntamiento. Otro ejemplo es el de la seguridad. No queremos levantar una alarma social, pero es que el servicio de policía se ha reducido tanto que hemos llegado a no tener policías por la noche o a que haya sólo uno, y eso redunda en la seguridad de todos. Hay muchos servicios en los que hay que ponerse al día. El de Santa Brígida no puede ser un ayuntamiento “de segunda”, y nosotros vamos a hacer todo lo posible para que eso cambie y podamos avanzar por el bien de Santa Brígida.