El Pleno de Santa Brígida guarda un minuto de silencio en memoria de Aimar Lorenzo

Los miembros de la corporación del Ayuntamiento de Santa Brígida así como el público presente en la sesión plenaria celebrada en la tarde de este jueves guardaron al final del pleno un minuto de silencio por el fallecimiento del niño Aimar Lorenzo, que falleció ayer miércoles en el Hospital Insular de Gran Canaria al no poder superar las heridas sufridas en el accidente que se produjo el pasado fin de semana en Veneguera y en el que perdieron la vida otras tres personas.

La capilla ardiente de Aimar, que cursaba sus estudios en el IES Santa Brígida, se encuentra ya instalada en el Tanatorio de San Miguel, en cuyo exterior ha sido homenajeado esta tarde por parte de un buen número de moteros que han querido darle el último adiós.