La Iglesia de Pino Santo Alto continúa cerrada

La Iglesia de Pino Santo Alto continúa cerrada a la espera de solucionar los graves problemas que afectan a la estructura y que motivaron su cierre el pasado mes de agosto. Para tratar este asunto, este miércoles está prevista una reunión entre el Vicario General de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera, el Párroco de Santa Brígida, Alejandro Santana y el Alcalde de Santa Brígida, Miguel Jorge Blanco.

La aparición de unas grietas que fueron aumentando su tamaño obligaron a cerrar este espacio religioso con el objetivo de salvaguardar la seguridad ciudadana. Según señala el Párroco, Alejandro Santana, cada quince días se están realizando controles de medición de estas grietas. Estos controles han evidenciado que las fisuras han continuado creciendo, por lo que el problema continúa incrementándose.

En cuanto a las imágenes religiosas que pertenecen a la parroquia, la de Nuestra Señora de la Salud, Cristo, Santa Rita de Casia, San José y San Rafael Arcángel, las mismas continúan en el interior del templo. La propuesta del Párroco Alejandro Santana fue la de trasladar las imágenes a la Iglesia de Santa Brígida. Sin embargo, en una reunión producida entre el Ayuntamiento y varios vecinos y en la que estuvo presente Santana, un vecino mostró su disconformidad con que las imágenes salieran del barrio. Ante esta situación, el sacerdote planteó que si las imágenes se llevan a otro espacio, como la asociación de vecinos o la escuela unitaria del barrio, debían hacerlo bajo la responsabilidad por escrito de alguna persona. Dado que este compromiso no se ha producido, las imágenes continúan en el interior del templo de Pino Santo Alto.