La familia de un satauteño desaparecido ofrece una importante recompensa para localizarlo

La familia de Francisco Espino, un hombre desaparecido en 2004 en La Atalaya de Santa Brígida, continúa luchando para conocer su paradero.

El hombre, que tenía entonces el pelo corto, rizado y negro y llevaba perilla, desapareció el 20 de diciembre de 2004, sin que desde entonces la investigación y búsqueda para dar con su paradero hayan dado frutos.

Para reforzar esa lucha 16 años después, la familia ofrece ahora una recompensa de 15.000€ a quien pueda dar alguna pista para localizar a Francisco.

Si tiene alguna información, puede contactar con los teléfonos: 649 952 957 / 642 650 775 / 609 016 479